Urgente aumentar acceso a internet

Comparte

La conectividad se ha vuelto fundamental para poder trabajar, estudiar o comunicarnos, debido a los cambios que generó la pandemia.  Sin embargo, no todos los guatemaltecos tienen acceso a internet. Solamente cuatro de cada diez guatemaltecos cuenta con acceso a conectividad.  El COVID-19 dejará entre sus consecuencias económicas y sociales una ampliación en la brecha digital.

Nuestro país realizó una reforma del sector telecomunicaciones con éxito.  Después del calvario que representaba obtener una línea telefónica con GUATEL en la década de los años setenta y ochenta, habiéndose requerido hasta dos o tres años para tener teléfono en el hogar o la oficina, se hizo la reforma que permitió la apertura del mercado y la ampliación de la oferta de servicios de telecomunicaciones.  Ahora toma cerca de 30 minutos la gestión para tener un teléfono, más o menos el mismo tiempo que toma pedir una pizza.   La gama de servicios es variada y en buena medida se ajusta a las capacidades de los usuarios, incluyendo la posibilidad de tarjetas de tiempo para llamadas y de datos.  Se cuenta ahora con más líneas telefónicas, fijas o móviles, que personas en el país ya que el sistema contabiliza más de 20 millones de líneas telefónicas.   Nueve de cada diez usuarios de teléfono móvil utilizan el servicio prepago o teléfonos tarjeteros, mientras que uno de cada diez tiene un contrato que lo compromete a un pago periódico, o servicio pospago.

Es de resaltar que en toda Centroamérica se detecta la brecha digital como lo señala un reciente estudio promovido por la Alianza para Centroamérica.  El estudio señala que Costa Rica presenta mejores indicadores en cuanto a cobertura de internet en los hogares, donde 8 de cada diez cuentan con conectividad. Así también los costarricenses tienen mayor disponibilidad de dispositivos tecnológicos, incluyendo computadoras, tabletas y teléfono celular, que sus vecinos centroamericanos.  También llevan la delantera en tecnología para las escuelas, ya que han tenido un plan de implementación de programa digital por más de 30 años, en un formato de alianza público-privada, bajo el liderazgo de la Fundación Omar Dengo.

En Guatemala se necesita trabajar fuertemente en dos frentes.  Por un lado estaría el objetivo de procurar mayor acceso a la conectividad para todos los hogares, para beneficio especialmente de los estudiantes y su participación en el modelo híbrido de educación y en segundo lugar, debería acelerarse la dotación de dispositivos para los estudiantes, en los centros educativos y en el hogar. Desde el año pasado por la pandemia, se ha vuelto fundamental desarrollar e implementar el plan de banda ancha, que permita mejorar la oferta del servicio de internet en cantidad y calidad para todos los guatemaltecos.  Es importante que se haga la licitación pendiente de las frecuencias disponibles, en un esquema transparente y competitivo, que ayude a modernizar y ampliar la capacidad de la oferta de servicios de telecomunicaciones y de internet de manera específica.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *