#PO.VIRAL: WOW Un electrizante y perfecto 10 en gimnasia WOW

#PO.VIRAL: WOW Un electrizante y perfecto 10 en gimnasia WOW

Katelyn Ohashi, gimnasta de la Universidad de California (UCLA) se ha ganado el corazón del público y una puntuación perfecta y ha electrizado las redes.

Puedes disfrutar o sufrir éste increíble video al final de la nota. Te contamos
en las siguientes líneas un poco más para que puedas apreciarlo mejor.

La rutina de Okashi se ha vuelto viral cuando su nueva rutina en el suelo le dio un 10 perfecto en el Collegiate Challenge en Anaheim, California, Estados Unidos.

Después de hacerse de fama meneándose en 2018 con una rutina inspirada en Michael Jackson en el Pac-12, ella mantuvo el tema en movimiento con esta actuación a un popurrí musical funky a medida que alcanzaba la perfección gimnástica.

El Rey del Pop fue de nuevo la inspiración para el crescendo de su rutina.

Mientras The Way You Make Me Feel tocaba, Ohashi dio tres volteretas, en un aterrizaje dividido antes de ponerse de pie ante los estridentes aplausos de la multitud y de los demás competidores.

Sports Illustrated describió la rutina como “perfección”, HuffPost dijo que era “impecable” y UCLA tuiteó que un “10 no es suficiente”.

 

La forma en que pudo recuperarse tan rápidamente de sus últimos splits es simplemente asombrosa, dada la tensión que ejerció en una parte particularmente sensible de su cuerpo. Era doloroso mirar, algunas internautas exclamaban el dolor que proyectaban solo de mirar el tipo de rebote que ejecutaba – pero afortunadamente la flexibilidad de Ohashi significaba que todo era parte de su plan y ella se puso de pie sin un indicio de incomodidad.

Mientras que su rutina en el suelo era sin duda impecable y llena de vida, recibiendo más de 28 millones de visitas en Twitter, hace unos años la joven de 21 años quedó “rota” por el deporte.

 

En 2013, en la Copa América, Ohashi se impuso a Simone Biles quien en ese entonces ostentaba una medalla de oro olímpica, y estaba en camino de competir a ese nivel, a nivel olímpico.

Sin embargo, según The Players’ Tribune, Ohashi sufrió “una fractura en la espalda y dos desgarros en los hombros” que la obligaron a dejar de competir a nivel de élite en 2015.

“Me compararon con un pájaro que no podía volar”, dijo Ohashi, añadiendo que también sentía una inmensa presión por el intenso entrenamiento y escrutinio que implicaba competir.

“No podía aceptarme a mí misma”, admitió. “La gimnasia era mi valor, mi vida. Me odiaba a mí mismo.”

Después de dejar de competir a un nivel de élite, Ohashi decidió participar en el deporte a nivel universitario.

La gimnasta se unió al equipo de gimnasia de la UCLA – por quien estaba compitiendo en el sensacional video viral – lo que reavivó su pasión por este deporte.

Mientras Ohashi actuaba con una sonrisa alegre que brillaba en su rostro, sus compañeras de equipo que esperaban entre bastidores bailaron junto con su rutina.

Los medios de comunicación social también enfervorecieron en reacción al esfuerzo y muchas mujeres se tomaron un momento para comentar sobre cuántos problemas habrían tenido con la rutina flexible, sin mencionar del dolor que habrían sentido o que sintieron solo de ver la rutina.

“No había podido sentir este tipo de felicidad en mucho tiempo, he encontrado mi alegría”, explicó Ohashi.

VIDEO