Cultura: Mitos – Ixchel la Diosa se teñira de sangre hoy

Cultura: Mitos – Ixchel la Diosa se teñira de sangre hoy

Destrucción o creación… ¿Cuales son los mitos de la diosa roja?, destrucción o creación, ese es el mito.

Los mayas consideraban a Itzamná como deidad suprema, dios del sol, padre de la vida, y la salud, y a Ixchel, su esposa, diosa de la Luna, venerada por ser la divinidad protectora de la fertilidad, embarazo y de parto, refieren Elba Marina Villatoro y Celso A. Lara Figueroa, en sus artículos Creencias y simbolismos populares acerca del eclipse en Guatemala y Tradiciones populares guatemaltecas sobre el eclipse, publicados en la revista Tradición Popular, número 92, 1990, del Centro de Estudios Folclóricos (Cefol).

Esto concuerda con la teogonía maya, así como en su relación como pareja marital y la explicación de las creencias populares en torno a los eclipses como resultado de los pleitos entre el Sol y la Luna y su repercusión en la Tierra tanto en animales como en plantas y en el humano, principalmente, en el período de gestación.

Ixchel era una princesa maya muy bella y que tenía numerosos pretendentes. Entre ellos Zamná (Itzamná), un principe y gran sacerdote maya, venido desde Bacalar, quien se estableció Chichén Itzá,

Te podría interesar:  Inicia el Fervor Ciudadano

Un día llegó un principe de otro imperio y se enamoró de ella. Pero Ixchel estaba enamorada de Itzamná. La hermana mayor de Ixchel, Ixtab,para solucionar este problema les propuso pelear hasta que uno de los dos muera. Los hombres comenzaron la lucha y justo cuando Itzamná iba a vencer al principe, este lo hirió haciendo trampa y murió. Al ver esto Ixchel se quitó la vida.

El alma de Itzamná fue elevada al cielo y pasó a ser el Dios del Sol y se casó en el cielo con Ixchel, porqué el alma de Ixchel se convertió en diosa de la Luna.

En agradecimiento y como una prueba de su amor por Ixchel, Itzamná hizo brillar la noche con las almas de esas doncellas, siendo desde entonces las estrellas más brillantes.

En los códices se representa a dos diosas, una joven y otra anciana: la primera, Ixchel, sería la diosa lunar y la de mayor edad se le llamaría Ixchebel Yax, “Primera Señora del Pincel”, la compañera del dios supremo Itzamná, en su aspecto antropomorfo o el aspecto femenino del dios. Simboliza a la gran madre tierra y a la parte femenina de la creación. Algunos autores han identificado a esta deidad anciana también con la Luna. Esta interpretación señala que Ixchel, sería el aspecto joven de la Luna, la Luna llena y la otra, la llamada vieja diosa roja del tejido, sería la luna nueva, el aspecto decadente de La Luna.

 

Entre los kekchís, quichés, tzotziles, chortís y lacandones actuales, Ix Chel (ahora bajo la apariencia de la virgen de Guadalupe o Esquipulas) es la patrona del parto, y la fecundidad. Ix Chel, la diosa lunar, llega a identificarse con la Virgen María; era la primera mujer del mundo y la madre de los humanos. También era considerada una diosa de la tierra y de las cosechas; Cabán (tierra) es el día de la diosa; con el nombre de Ix Chebel Yax, es además patrona del tejido hecho por los humanos. En el Códice Dresde aparece en las págs. 16b, 28b, y 29c.

Te podría interesar:  OPINIÓN: El Estado de Derecho y las leyes objetivas

Señora Única dueña del “pincel rojo” con el cual pintó de rojo la tierra, las hojas de algunos árboles, la corteza del gumbo limbo y la cresta del pájaro carpintero. Es evidente que se trata de Ix Chebel Yax, y que sus actividades son las de una diosa de la creación. Es la antigua diosa de los códices, en cuyo glifo hay un rollo de algodón o tela. La diosa roja comparte la ancianidad con el Dios D Itzamná y sus rasgos son muy parecidos. En su aspecto rojo envía la lluvia tal como Itzamná lo hace.

 

Hoy durante el eclipse Ixchel se vestirá de rojo sangre dando paso a la creación, el nacimiento o la inundación.

Te podría interesar:  ARGENTINA: En Carnavales, 34 Heridos al Desplomarse Tribuna #Video