SALUD: Vapear es como el humo de segunda mano

SALUD: Vapear es como el humo de segunda mano

La Administración para la Alimentación y Fármacos de Estados Unidos (FDA, en inglés) alertó este viernes sobre el creciente consumo de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, que puede llevar incluso a que se requieran terapias con medicamentos para tratar esa adicción.

El comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, señaló en una audiencia pública que mientras que el uso de los cigarrillos electrónicos se dispara, el consumo de los tradicionales está en retroceso.

“Hace unos años, hubiera sido increíble para mí que estuviéramos aquí hoy discutiendo el potencial de la terapia con medicamentos para ayudar a los jóvenes a dejar su adicción”, afirmó Gottlieb, en declaraciones reproducidas por la publicación The Hill.

El funcionario indicó que mientras que en los últimos años parecían estar listos para acabar con “uno de los más perniciosos desafíos públicos” de este tiempo, en alusión a las muertes y enfermedades causadas por el tabaco, hoy se analiza el potencial de las terapias para que los jóvenes vaporeadores dejen la nicotina.

Te podría interesar:  Inicia el Fervor Ciudadano

Como vaporeo se conoce la acción de aspirar y despedir el vapor de los cigarrillos electrónicos.

“Lamentablemente, este progreso está siendo debilitado, incluso eclipsado por el reciente y dramático incremento del vaporeo en jóvenes”, agregó.

 

Según Gottlieb, la disponibilidad y la popularidad de cigarrillos electrónicos de la marca JUUL Labs, ampliamente conocida entre los más jóvenes, ha llevado a que se duplicara el vaporeo entre 2017 y 2018.

“Infortunadamente, los datos de la Encuesta de Consumo Juvenil de Tabaco de 2018 confirman que el uso de los cigarrillos electrónicos por parte de los jóvenes se ha convertido en una epidemia”, sostuvo.

 

Y, detalló el comisionado, entre 2017 y 2018 ha habido un incremento del 78% en el uso del cigarrillo electrónico entre estudiantes de secundaria, y del 48% entre alumnos de la escuela intermedia.

El líder de la FDA apuntó que el número de estudiantes de secundaria y escuela intermedia que usan regularmente el cigarrillo electrónico es de 3,6 millones, lo que supone un aumento de alrededor de 1,5 millones de alumnos con respecto al año anterior.

Te podría interesar:  Domingo 17 - Agenda Deportiva

LOS RIESGOS DE VAPEAR

Los cigarrillos electrónicos contienen químicos dañinos como la acroleína (que puede causar daño a los pulmones), y el formaldehído (un químico que causa cáncer).

Moon-shong Tang, profesor de medicina ambiental de la Universidad de Nueva York, dijo que los cambios en el ADN eran similares a los relacionados con el humo de segunda mano, donde el vapor realmente aumentaba los índices de cáncer.

Fumar de un cigarrillo electrónico durante tres horas al día, cinco días a la semana durante tres meses. La cantidad de nicotina en el vapor era de 10 miligramos por mililitro, lo que la hace tan concentrada como el humo del cigarrillo electrónico que inhalan los humanos. Esto equivalía a “dosis extremadamente grandes de nicotina”.

Te podría interesar:  Destino "Zona de Emergencia"

Al final de los tres meses, Tang encontró daños en el ADN de los corazones, pulmones y vejigas de ratones expuestos a los vapores que no eran evidentes en un grupo de control de animales que respiraban aire filtrado. Los mecanismos naturales de reparación del ADN también fueron suprimidos en los ratones expuestos al humo.

Tang continuó observando las células pulmonares y vesicales humanas y descubrió que la exposición de las células a la nicotina y a sus productos de descomposición hacía que las células se convirtieran más fácilmente en tejido tumoral. Los detalles del estudio aparecen en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

En resumen, cancer de pulmón, fallas cardíacas, y destrucción del ADN son los tres principales daños causados por los cigarrillos electrónicos. Sin embargo son menos dañinos que el tabaco tradicional, pero lo más seguro y recomendable es no fumar ni vapear.