SALUD: ¿Dolor de talón? CUIDADO

SALUD: ¿Dolor de talón? CUIDADO

¿Te duelen los pies cuando das los primeros pasos por la mañana? ¿Regresa el dolor agudo después de que usted se sienta o se pone de pie por un rato? Usted podría tener Fascitis Plantar.

La fascitis plantar, o dolor de talón, podría cambiar la forma en que caminas, provocar problemas en las rodillas, la cadera y la espalda, si no se identifica y trata a tiempo.

Señales de dolor

Una banda de tejido resistente, llamada fascia plantar, conecta el hueso del talón con los dedos de los pies. La fascitis plantar es cuando este tejido se irrita. Un dolor punzante en la planta del pie cerca del talón es el síntoma más obvio, pero ese dolor puede comenzar sordo y empeorar con el tiempo. Puede doler estirar el pie o presionar el arco. También es probable que le duela más después de un entrenamiento.

Dolor sordo. Es aquel dolor que sin ser muy intenso se muestra insidioso o continuo y, generalmente, es difícil de describir o localizar.

¿Quién padece de fascitis plantar?

Caminar y correr son buenos ejercicios, pero hacer mucho de cualquiera de ellos aumenta las probabilidades de tener este tipo de dolor en el pie. También lo padecen las personas con músculos tensos de la pantorrilla, con pie plano o personas con los arcos del pie altos. Tener sobrepeso, tener más de 40 años o tener un trabajo que lo mantenga de pie durante muchas horas también aumenta sus posibilidades.

Vea a un médico

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y le examinará cuidadosamente los pies. Es posible que también quiera hacer algunnos exámenes como por ejemplo una radiografía, una ecografía o una resonancia magnética para obtener una imagen más completa y descartar otros problemas como artritis o una fractura.

Reduzca la velocidad

Si usted tiene fascitis plantar, los tejidos de su pie están irritados, dañados o desgarrados. El descanso es una parte crucial de la cura: tome un descanso de las actividades que estresan sus pies, como correr, caminar (a menos que sea absolutamente necesario) y deportes como basketball o clases de aeróbic. En su lugar, escoja ejercicios de bajo impacto como nadar o andar en bicicleta.

Alivie el dolor

Para obtener alivio, pruebe con hielo. El tipo triturado funciona bien porque se adapta a la forma del pie. Envuélvalo en una toalla y póngaselo en el pie durante 20 minutos, 4 veces al día. (Una bolsa de maíz congelado o guisantes también funciona.) También puede congelar agua en un pequeño vaso de papel y luego frotarla sobre las zonas dolorosas durante unos minutos, usando una ligera presión.

 

Medicamentos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como el ibuprofeno y el naproxeno pueden brindar a los talones doloridos cierto alivio a corto plazo. Usted puede obtenerlos sin receta, o su médico podría recetarle una dosis más fuerte. Tómelos sólo como se lo indiquen: El uso excesivo de AINEs puede causar dolor de estómago o sangrado y daño renal. También pueden aparecer reacciones negativas con otras medicinas que usted toma. Estos analgésicos están indicados solo si se ha confirmado el diagnóstico de fascitis plantar, y ha recibido indicaciones por su médico de ingerir éstos medicamentos.

Hora de comprar zapatos

Si usted va descalzo o usa zapatillas o zapatos que son demasiado pequeños, su fascitis plantar puede empeorar. Usar zapatos viejos también puede hacer esto, porque con el tiempo pierden su capacidad para proteger y sostener los pies. Su mejor apuesta es un nuevo par de zapatos para correr con suelas gruesas y bien acolchadas. ¿Pies planos? Busque un par con buena sujeción del arco. En todo caso asegúrese que el pie esta cómodamente acolchado y el arco del pie no sufre.

 

Estire los pies y las piernas

Los ejercicios que estiran la fascia plantar y el tendón de Aquiles pueden hacer que su pie se sienta mejor. Otros ejercicios que fortalecen los músculos de la parte inferior de la pierna pueden ayudar a estabilizar el tobillo y el talón. Hable con su médico o con un fisioterapeuta para averiguar cuáles funcionarían mejor para usted.

Apoye sus pies

Algunas personas que tienen esta afección se sienten mejor si usan una férula en la noche. Esta férula le da al pie un estiramiento suave mientras duerme. Usted puede comprar una férula para el pie sin receta en una farmacia. También puede usar cinta adhesiva atlética en la parte inferior del pie para ayudar a sostener el arco. Su médico le puede enseñar cómo ponerse la cinta en casa.

Esteroides

Estos medicamentos no curarán su fascitis plantar, pero pueden hacer que se sienta mejor por un tiempo. Por lo general, los recibe como una inyección en el pie y funcionan durante 3 a 6 meses. El médico utilizará una aguja delgada para inyectar el medicamento directamente en el talón. Su dolor debe desaparecer lentamente en los próximos días. Una vez que lo haga, es posible que pueda volver a hacer ejercicio todo depende de cuán grave es la irritación de los tejidos.

Tratamiento utrasónico

El tratamiento con ondas de choque extracorpóreas (ESWT, por sus siglas en inglés) es una forma más nueva de aliviar el dolor de la fascitis plantar. El médico adormece el talón con anestesia y luego utiliza un dispositivo manual para enviar ondas sonoras de alta energía al área más sensible del pie. Se cree que esto calma los nervios que envían señales de dolor al cerebro y acelera el proceso de curación. Pero se necesita más investigación para confirmar la efectividad de éste tratamiento.

Cirugía

La mayor parte del dolor de talón desaparece al cabo de 12 meses, pero si nada ha funcionado para usted, su médico puede sugerirle una cirugía. El cirujano cortará la fascia (la banda de tejido que se extiende a lo largo de la planta del pie) }. Esto debería detener sus síntomas para siempre, pero tiene riesgos, como daño a los nervios e infección.

Prevenir el dolor

Una vez que sus pies se sientan mejor, tendrá que hacer algunas cosas para mantenerlos saludables. Mantenga un buen peso según su estatura. Haga calentamiento y estire adecuadamente las piernas antes de hacer ejercicio, inclusive estire la planta del pie. Cuando sus zapatos se pongan viejos y desgastados, compre un par nuevo que sostenga sus pies. Usted también puede hablar con su médico acerca de los soportes para los zapatos, como almohadillas (plantillas) para los talones, para darle un poco más de amortiguación.

Recomendaciones

Hasta un 10% de todas las lesiones por correr involucran dolor en el talón. Si sale a la carretera con frecuencia, tome las medidas necesarias para evitar correr sobre asfalto, asegúrese que sus zapatos de correr coinciden con el tipo de pie que posee, incrementa la velocidad e intencidad lentamente, evita el concreto, las colinas, arena o cualquier terreno inestable o que no ofrezcan un adecuado soporte para tus pies.